Tiempo en Dios, amor en estado puro

No hay tiempo en el corazón de Jesús. Él vino y el tiempo se detuvo, la historia tuvo su principio en la resurrección: nuestra historia comienza allí. Estando con Jesús resucitado, vivimos el presente eterno sin preocuparnos por lo que vendrá, “nada te turbe, nada te espante solo Dios basta”. Cristo es hoy y ahora, … Sigue leyendo Tiempo en Dios, amor en estado puro