Una fraternidad de artistas católicos comparte cada semana un encuentro de formación y comunidad. Con la oración como pilar fundamental, se trata de una espacio de misión a través del arte que genera y difunde producciones para la evangelización católica.

Acto 12 Arte Compartido tiene su origen como grupo de teatro del Movimiento de la Palabra de Dios en el año 2000. Representaciones teatrales de los tiempos litúrgicos, vida de santos y creaciones originales, videoclips y cortometrajes, se fueron sucediendo a lo largo de su historia, protagonizadas por jóvenes y adultos con talento, vocación de servicio y pasión por transmitir el Evangelio de un modo diferente.

Vestida de Sol es el último cortometraje lanzado por Acto 12, que narra escenas de la Anunciación y muestra cómo la Virgen María atravesó el proceso de su sí a ser “la esclava del Señor”. En su encuentro en el templo con el Sumo Sacerdote comienza a preparar su corazón para lo que vendría: portar en su vientre al Mesías. Acompañada por José, María transita su embarazo y se descubre elegida por Dios para esta misión.

El escenario de este cortometraje fue la réplica de la Casa de Éfeso de San Isidro. Con once actores en escena y más de veinte encargados del trabajo de producción, fotografía, escenografía, maquillaje, vestuario, y más detalles, el corto comenzó a pensarse en 2017 y, luego de jornadas de ensayos y preparación, fue rodado en 2018.

Interpretar a María fue un verdadero desafío para Julieta Correa: “Mi vida no era muy mariana y este papel generó un antes y un después en mi relación con Ella. La joven de 20 años tuvo la misión de ponerse en la piel de la Madre de Dios. Confiesa que comenzó mirando videos en YouTube para aprender el papel, pero quien más la inspiró fue el mismo Espíritu Santo al representar cada escena. “Sin dudas, Dios obró en mí para poder decir bien los textos”.

Para Julieta, la Virgen es ahora alguien fundamental en su vida. A menudo reza para que Dios le regale sus virtudes de humildad y sencillez: “Ahora tengo a María como un modelo a seguir y quiero ser como Ella: formar una familia y estar al servicio de los demás”.

Una misión hacia adentro y hacia afuera

Los integrantes de Acto 12 son una verdadera comunidad. Al preguntarles por sus roles específicos en las distintas producciones, responden con simpleza: “Todos hacemos todo”. De hecho, en cada obra teatral o producción audiovisual, van cambiando los papeles de modo que todos puedan pasar tanto por personajes protagónicos como por secundarios. Y aunque algunos cuenten con más formación o determinado talento, no hay requisito alguno para integrar el grupo.

Ninguno de nosotros tenía experiencia en este trabajo. Nunca habíamos hecho un cortometraje o una película“, confiesa Antuan, uno de los coordinadores del grupo, oriundo del Líbano. “Fue algo que no pensamos mucho, fuimos lanzados por Dios y Él nos fue dirigiendo. Al tercer día de grabación, nos sorprendimos con el resultado. Dios obró mucho en este proyecto y nos animó a lanzarnos al precipicio sin saber el resultado”.

El libanés asegura: “Somos un grupo misionero porque el primero que nos envió por este camino fue Dios. Entonces cualquier trabajo que empezamos es rezado para que Dios nos diga por dónde nos metemos, o descubrir qué nos pide para este año”. Sin embargo, nuestra misión arranca entre nosotros. Porque si nosotros no nos llenamos, no podemos dar nada para afuera. Tenemos una misión hacia adentro y otra hacia afuera”.

Mariano Ramos es el director de Vestida de Sol y también encargado del montaje. Junto con Antuan y 4 más, coordinan los encuentros de Acto 12. “Intentamos que la experiencia fraterna esté por encima de la experiencia de producción y de rodaje”. Es que para trasmitir la Buena Noticia a través del arte, hace falta primero experimentarlo individualmente y en comunidad: “Valoramos el esfuerzo de todos para que cada jornada de filmación salga bien. Tenemos la conciencia de que la experiencia fraterna sostiene la producción“.

“Después Dios completa lo que no sabemos hacer o lo que no nos sale y termina de bendecir el producto”. Forjados en la oración, los proyectos se van consolidando hasta alcanzar un estado pleno y poder transmitir una experiencia de fe al público. “Nos gusta mucho vincularnos con los espectadores. Antes de que empiece una presentación oramos por cada persona que viene para que el Señor toque su corazón. Y al terminar, salimos a saludarlos y compartir”, comparte Antuan.

Actualmente, el Movimiento de la Palabra de Dios sostiene y acompaña el trabajo de Acto 12. Aunque el grupo es independiente, su espiritualidad y carisma están muy ligados al movimiento y reciben el apoyo de una coordinadora que los dirige. Muchos de los integrantes participan además en alguna comunidad del Movimiento, aunque no todos.


  • Vestida de Sol será proyectada el domingo 8 de diciembre luego de la misa vespertina en la parroquia Santa María de los Ángeles, ubicada en Rómulo Naón 3250. Además habrá una adoración eucarística guiada con cantos por el grupo de Acto 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s