Todos somos refugiados

Todos necesitamos un lugar donde nos cuiden, nos contengan, nos hagan sentir importantes y nos abracen los miedos. Todos necesitamos que nos tomen fuerte de las manos cuando queremos huir o sentimos que nos estamos hundiendo en la angustia y la tribulación. Necesitamos que nos ayuden a volver a nuestro eje cuando, desplazados por nuestras … Sigue leyendo Todos somos refugiados

Anuncios

Unidos como pueblo

Varones y mujeres, personas grandes, adultos, jóvenes y niños, altos y bajos, morochos y rubios, de River y de Boca, ricos y pobres, creyentes practicantes y no tanto, pañuelos verdes y pañuelos celestes, de derecha y de izquierda, conservadores y progresistas, argentinos y extranjeros… Hay momentos en la vida en que las diferencias misteriosamente desaparecen … Sigue leyendo Unidos como pueblo

Yo me amo, tú me amas, Él me ama… ¿Nosotros nos amamos?

Hace unos días debatíamos en un grupo de la parroquia acerca de nuestra autoestima. ¿Puede el otro influir en ella? ¿Debería? ¿No es acaso lo que yo pienso y creo de mí mismo? ¿El otro no ayuda a que yo también me conozca y así pueda amarme tal como soy? Preguntas que ayudan a ir … Sigue leyendo Yo me amo, tú me amas, Él me ama… ¿Nosotros nos amamos?

¡Abramos las ventanas!

Llegó la primavera. Que entre aire nuevo. El ambiente está viciado. Limpiemos. Y no me refiero a los pisos, me refiero al corazón. Es tiempo de nuevos borradores. De nuevas servilletas en blanco donde volcar las locuras que otros piensan que son imposibles. Montaña rusa de emociones para un corazón inquieto que no se cansa … Sigue leyendo ¡Abramos las ventanas!

Reclamá tu verdadera vocación

Son muchas las historias sobre hermanos que hay en la Biblia. Y casi todas las conocemos muy bien: Caín y Abel, Jacob y Esaú, José y sus 11 hermanos, Moisés y Aarón, Simón Pedro y Andrés, Santiago y Juan… Pero hay otra que, sin duda, conocemos casi de memoria, y es esa de aquellos hermanos … Sigue leyendo Reclamá tu verdadera vocación

Misión: La selva de cemento

Es urgente. La misión en la selva de cemento es urgente. Fría, oscura, individualista, apurada, ansiosa y perturbada. La cuidad de la furia donde los hombres y las mujeres rugen en lugar de sonreír, necesita ser misionada. Violencia, desprecio, indiferencia, falta de empatía y compasión. Algunos lo tienen todo y otros duermen tirados al costado … Sigue leyendo Misión: La selva de cemento

¿Catedrales o panqueques? Del zapping a la contemplación

Hace diez años recuerdo haber leído una nota titulada: “Catedrales y panqueques”. Título llamativo y atractivo a la vez. El autor ensalzaba a la educación que profundizaba en los contenidos, que ayudaba a la edificación de la persona en sus diferentes aspectos y a poder reflexionar elaborando un pensamiento propio: es la catedral, alta, compleja, … Sigue leyendo ¿Catedrales o panqueques? Del zapping a la contemplación

Todo vive por el amor de Dios

Queremos vivir. Estamos hechos para la vida. No sólo intentamos espontáneamente preservarla, sino también tratamos de alargarla, hacerla más feliz, más hermosa, más intensa, más fuerte; en dos palabras: más viva. “Porque la carga más pesada es existir sin vivir”, decía Víctor Hugo. Y, ¿en qué consiste la vida sin la alegría de vivir? Dios, … Sigue leyendo Todo vive por el amor de Dios

Cuidar el cuerpo, cuidar el espíritu

Comer más sano. Cuidar el cuerpo. Hacer deporte. Sentirnos bien. Cada vez más y, gracias a Dios, nos vamos concientizando de lo importante que es cuidar la vida. Somos capaces de dedicar varias horas por semana a entrenar, ir al gimnasio o salir a caminar. Gastamos tiempo y dinero no sólo en el cuerpo sino … Sigue leyendo Cuidar el cuerpo, cuidar el espíritu

Huachana: Renacer de lo alto

Hace unos días, un grupo de unas 50 personas (la mayoría jóvenes de distintas parroquias, aunque también algunos adultos) de Buenos Aires estuvimos una semana en Huachana, un paraje de 24 casas al norte de Santiago del Estero, viviendo, desde el lado del servicio, la fiesta de la Virgen de Huachana. La particularidad del lugar … Sigue leyendo Huachana: Renacer de lo alto