“¿Cómo poner al servicio mis dones?”, se preguntaba Pablo Lizardo que hoy tiene 38 años y vive en Tierra del Fuego. Pablo es programador y diseñador. Tuvo un proceso de conversión con idas y venidas, y a los 31 años, comenzó a caminar con mayor determinación en su camino de fe. A partir de entonces, surgió esa pregunta que lo movía a buscar nuevas formas de evangelización.

Creemos es una página web que nace de esa inquietud. En pocas palabras, podría definirse como un sitio web de recursos católicos, pero es mucho más que eso. Al ingresar, el usuario se encuentra con una lista de podcast, de influencers en la fe, de artistas, así como también dispone de un cancionero, de la Biblia ordenada según sus distintos libros y capítulos, del Catecismo organizado por temáticas, de libros en pdf, de un santoral extenso y hasta de horarios de misa de distintos lugares geográficos.

Para resumir, Creemos es como un Google católico y, como tal, una página que debería estar anclada en el inicio del navegador de catequistas, evangelizadores, sacerdotes y agentes pastorales.

Pablo Lizardo

“Durante muchos años medité sobre mi misión, dándole vueltas a algo que siempre estuvo claro en realidad: Dios me llama para anunciar la buena noticia a través de la tecnología y los nuevos medios”, escribió Pablo en su página. En diálogo con Iglesia Millennial, explicó que, cuando estaba en Buenos Aires, asistió a un retiro de artistas organizado por Daniel Poli. Allí, pasó por su cabeza la posibilidad de dedicarse al apostolado de la música, pero se dio cuenta de que Dios le estaba pidiendo otra cosa.

“Lo que pasa es que el diseño y la programación son difíciles de implementarlos a través de un proyecto evangélico”, reconoció Pablo. Por tal motivo, hacer una página web fue lo último que pasó por su cabeza. Ya se sabe que un músico puede servir mucho a Dios, pero ¿cómo puede hacerlo un programador?

En cuanto a esto, finalmente logró encontrar la clave de todo: “Dios no nos pide grandes cosas, sino pequeños actos. Pero creo que en esos pequeños actos tenemos que darlo todo y tratar de hacer lo mejor”.

«Intentar dar lo mejor como diseñador y programador»

Así, una de las características de la página es la velocidad de navegación y la fácil lectura: “Para mí, dar lo mejor en términos de programador y diseñador es que la página sea no solo agradable, sino que funcione bien en el celular, que sea rápida, que se puedan compartir los contenidos. Eso hace que el usuario tenga una experiencia nueva y que no tenga que esperar o desactivar una publicidad para ver una publicación”, detalló.

El nombre, según su fundador, nació de forma sencilla: “Es una manifestación de lo que sentimos como hijos de Dios, es como gritarle al mundo. Yo siento eso. Me parece que es lindo decirlo con felicidad, con orgullo, me reconozco como hijo de Dios, pero también como en constante búsqueda”.

Pablo explicó que lleva adelante este proyecto de evangelización en sus tiempos libres, entre pequeños “baches” en el trabajo o algún fin de semana. “No es un proyecto ambicioso, es un portal de contenido en internet y no pretende ser el más visitado. Con que transforme a las vidas que le llegan eso ya me basta”.

“Dios nos llama a que hagamos lo que podamos y lo hagamos bien”

En línea con esto, agregó: “Dios nos llama a que hagamos lo que podamos y lo hagamos bien”. En sus próximos objetivos para la página, piensa tener un espacio en el que concentre información de retiros y comunidades de fe.

“Qué lindo sería encontrar hermanos de comunidad cuando uno se mueve de ciudad a ciudad”, pensó. Pablo participó de los retiros de conversión de Posta, organizados por el Movimiento de Renovación Carismática y, en la actualidad, forma parte del Movimiento de la Palabra. Él vivió un tiempo en Buenos Aires y luego volvió a Tierra del Fuego. De esta forma, surge este deseo de encontrar a sus compañeros de camino en el carisma y seguimiento de Dios. El plan para el futuro es que el sitio informe el horario de los encuentros que organizan cada movimiento o comunidad católica en distintos lugares geográficos.

Otra de las funcionalidades de la página es el “elige por mí”. Esto puede ser útil para dinámicas pastorales o para disponer de un santo que sea tu compañero para todo el año (probá encontrar a tu santo intercesor acá).

Por todos los materiales que ofrece la página, algunos seguidores le manifestaron el deseo de que Creemos se transforme en una aplicación, pero Pablo respondió que le haría falta disponer de mayor tiempo y recursos para dedicarle al proyecto.

A pesar de esto, desde lo oculto de su hogar y su computadora, como Carlo Acutis, Pablo pretende seguir llevando la luz de Cristo a través de los nuevos medios de comunicación.

  • Podés visitar su página acá y su Instagram. En el caso de que se desee colaborar con esta misión para que pueda seguir creciendo, se puede hacer click acá.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s