Periodista, guionista, presentador, actor, director y cineasta madrileño. Juan Manuel Cotelo es el fundador de la productora Infinito +1, que desde 2008 trabaja creando contenido audiovisual en pos de anunciar la Buena Noticia. En diálogo con Iglesia Millennial, compartió su experiencia profesional, sus sueños y sus vivencias más profundas de vida.

Con el film “La última cima”, la historia de un sacerdote español que falleció escalando el cerro Moncayo, en España, Cotelo conmovió al papa Francisco, en sus tiempos como arzobispo de Buenos Aires, quien lo ayudó a difundir la productora. Luego realizó otras películas como “Tierra de María”, “Footprints” y, su última producción, “El mayor regalo”.


  • ¿Cómo te presentarías? ¿Quién es Juan Manuel Cotelo?

Profesionalmente, soy un contador de historias que merecen la pena ser contadas. Y esencialmente, soy un hijo amado de Dios. Tan amado como lo somos cada uno de nosotros.

  • ¿Cuándo y cómo te iniciaste en el medio audiovisual?

Es en la calle donde encuentro las mejores historias, en contacto con cualquier persona que ama, que sufre, que ríe, que duda, que teme…

Estudié la carrera de periodismo y desde los 21 años empecé a trabajar en el medio audiovisual. Primero, con formatos de noticias y después con formatos de entretenimiento, en los que encuentro mucha mayor libertad: concursos, musicales, comedias, teatro, cine. Comencé como periodista, pero fui evolucionando hacia guionista, actor, director y productor.

  • ¿Quiénes son tus referentes en el medio audiovisual? ¿Los has conocido?

Mi principal referente es la vida misma. Es en la calle donde encuentro las mejores historias, en contacto con cualquier persona que ama, que sufre, que ríe, que duda, que teme… Si mis referentes fueran distintos de la vida real de las personas, dejarían de interesarme a mí mismo las historias que pueda contar.

  • ¿Cuáles son tus pilares en la vida diaria?

El único pilar de mi vida es el amor. Sin amor… todo se vendría abajo, se derrumbaría. Me sostiene el amor que recibo de Dios, que me regala un nuevo latido de corazón a cada segundo. Me sostiene el amor de mi esposa, con quien me casé hace 21 años. Me sostiene el amor de mis tres hijas maravillosas, cuyos corazones son inmensos. Me sostiene el amor de mis padres, hermanos y amigos, cuyas sonrisas, abrazos y palabras de ánimo son un alimento permanente. Me sostienen los sacramentos, que son el modo con el que Dios sostiene mi alma, desde dentro. Me sostiene la Iglesia, como familia en comunión de amor. Tengo pilares muy sólidos, por todas partes.

  • ¿Qué te enamora de un proyecto o idea?

Cuando un proyecto está lleno de Dios… enamora, sin esfuerzo

No controlo mis amores. Me enamoro sin planificarlo. El amor explota en mi vida, de repente, siempre como una sorpresa. Así han surgido los proyectos profesionales de mi vida: por amor no planificado. Algo penetra con fuerza arrolladora en mi mente y en mi corazón… y entonces debo hacer más esfuerzos para frenarlo, que para seguirlo. Me enamora lo mismo que a cualquiera: la belleza, la alegría, la esperanza, la aventura, la diversión. ¿A quién no enamoran esos ingredientes? ¡Estamos hechos para gozar de esa plenitud! En el Evangelio hecho vida, encarnado, encontramos todo ello, en grado infinito. Cuando un proyecto está lleno de Dios… enamora, sin esfuerzo. Y todos los esfuerzos para sacarlo adelante son poca cosa, en comparación con la meta que se persigue.

  • ¿Cómo nació Infinito +1?

Nació hace 2.000 años, el día en que Jesucristo dijo “Id por todo el mundo y anunciad la Buena Noticia”. Ese día nacieron todas las iniciativas de evangelización que Dios va poniendo en marcha, sin cesar, desde entonces. Cambian las formas, pero la noticia es la misma, siempre actual, siempre alegre y esperanzadora. No importan los medios, importa el mensaje, importa el destinatario.

  • Luego de “La última cima” y sus repercusiones, ¿cuánto tiempo te llevó encarar un nuevo proyecto?

Cada proyecto sale adelante con un proceso individual y diferente, cuyo ritmo concreto viene determinado por dos factores: la voluntad de Dios y nuestra voluntad. Dios es quien gobierna, quien dirige, quien avanza. Y nosotros, si no frenamos sus planes, vamos a su ritmo. Podemos frenarle por exceso de confianza en nuestras fuerzas, o por dejarnos vencer por el miedo. Ambos extremos paralizan a Dios. El ritmo adecuado para cada proyecto siempre coincide con la obediencia a las indicaciones del Espíritu Santo, cada día. Si obedecemos, vamos a la velocidad perfecta. A veces Dios querrá que caminemos por el desierto durante un tiempo indefinido… y otras veces quiere que veamos resultados inmediatos. Él es quien controla el ritmo, si le dejamos ejercer de Señor, de amo.

  • ¿Pensaste en abandonar la temática religiosa?

Porque Dios no es “un tema interesante”. Es la persona que habita y late en nuestros corazones, es nuestro Creador y conquistador.

¿Abandonar… por qué? Cuando uno ha conocido el amor expansivo de Dios, cuando ha sido testigo de sus milagros, ni se te pasa por la cabeza abandonar. Sólo piensas en incrementar, en profundizar, en ser conquistado hasta la médula, en anunciarlo a cualquier persona que se te ponga delante. La temática religiosa puede resultar aborrecible, si se convierte en eso: un “tema” puramente “interesante”. Yo abandoné hace años ese enfoque religioso que se limita a estudiar a Dios, a debatir sobre Dios, a discutir sobre Dios, a argumentar sobre Dios, a defender a Dios. Nada de eso me atrae hoy.

Pero si se trata de conocer y dar a conocer la acción de Dios en el mundo. Entonces no se te pasa por la cabeza abandonarlo y no encuentras nada más apasionante de lo que hablar. Porque Dios no es “un tema interesante”. Es la persona que habita y late en nuestros corazones, es nuestro Creador y conquistador. Cuando encuentras a Dios en tu corazón y en el corazón de los demás, te aseguro que ya no hablas de “temática religiosa”, sino del amor que renueva tu vida y la vida de cualquiera.

  • Mirá el trailer oficial de “El mayor regalo” 👇
  • ¿Podrías contarnos cómo te fueron llegando los testimonios para “Tierra de María? ¿Algunos quedaron afuera?

Siempre que hacemos una película, filmamos mucho material que no cabe en el montaje final. Es parte de proceso creativo. Los testimonios van surgiendo en la vida misma, en el roce con las personas. Escuchando a las personas, encuentras testimonios de la acción de Dios, en todas partes.

  • ¿Podrías compartirnos tu experiencia con relación a tu devoción a San José?

Es una devoción reciente, que durante años tuve completamente abandonada. Ahora le pido que me ayude a ser buen esposo, buen padre para mis hijas y buen administrador de la familia de Infinito +1, una familia creciente que se expande por el mundo gracias a la eficacia del poder conquistador de Dios: ya estamos en 34 países, y a mí me toca dirigir esta familia. Pero, como soy consciente de mi incapacidad natural para ello… requiero la experiencia y la sabiduría de San José, para estimular, para corregir, para orientar los pasos de esta familia. Le pido ayuda para encontrar el equilibrio entre dirigir y delegar, confiando en cada persona. Y le pido que interceda para conseguirnos los medios materiales que necesitamos para sacar adelante esta misión itinerante. Hacer películas cuesta dinero… y podríamos perder la paz constantemente cuando vemos nuestra limitación material. En estos diez años, Dios siempre nos ha provisto de lo necesario. Nunca nos ha sobrado nada y nunca nos ha faltado nada. Dios es fiel, nos permite seguir caminando. Y San José es experto en guiar a la familia, a pesar de las dificultades, sin perder la fe.

  • Según tu vivencia, ¿el perdón te hace una persona exitosa o plena?

El único éxito real es amar y ser amado. Todo lo demás, sabe a poco.

El único éxito real es amar y ser amado. Todo lo demás, sabe a poco. Y sin duda, la experiencia de perdonar y de ser perdonado es la máxima manifestación del amor. De modo que, sí… el perdón te regala esa plenitud.

  • ¿Tuviste alguna relación o devolución con el público argentino?

Desde hace 10 años, tenemos mucha relación con espectadores argentinos. El primer argentino que se relacionó con nosotros fue el mismo papa Francisco cuando era arzobispo de Buenos Aires. Un día me llamó por teléfono y me preguntó: “¿Qué puedo hacer para que esta película se vea en la Argentina?” Fue un gesto muy amable por su parte. Supo de nosotros a través de una amiga, que le facilitó “La última cima”. Podía haberse limitado a verla. Pero quiso sumarse a esta misión, con iniciativa. Desde entonces, muchos argentinos se han sumado a Infinito +1 con su oración, con su trabajo y con fondos económicos que sostienen este apostolado. Todo suma, cada pequeña aportación es vital para nuestra fundación, sólo Dios conoce el valor de lo que cada uno aporta.

  • Mirá el trailer oficial de “La última cima” 👇
  • ¿Cuál es tu próximo proyecto?

Tenemos muchos proyectos, todos maravillosos. ¿Cuál será el siguiente? Lo iremos viendo sobre la marcha, en función de la obtención de financiación. Llamamos a todas las puertas, sin saber cuál se abrirá. La realidad de la respuesta concreta de cada persona es lo que determina cuándo saldrá adelante la siguiente película. Es Dios mismo quien llama al corazón de cada persona, invitándola a sumarse a esta misión. Quien sienta que Dios le invita a sumarse a Infinito +1, que no dude. Esta misión es preciosa.

  • ¿Qué querrías regalarnos para terminar este reportaje?

Mi agradecimiento profundo y mi invitación a dejarnos conquistar por el infinito amor de Dios. Y una vez conquistados… hemos de salir con alegría, a darlo, a conocer a todos, sin excepción, sin cálculos, sin clasificación de personas, sin más estrategia que la de ser dóciles a los impulsos de Dios en nuestro corazón, cada día, todos los días. Si no frenamos a Dios… el mundo va a renovarse por completo. No le frenemos.


  • Descargate los wallpapers con las frases de Juan Manuel 👇

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s