“Dios quiere tu misericordia, no tu sacrificio”

Ficha Técnica

Título: Visión
Directora: Margarethe von Trotta
Productor: Markus Zimmer
Música: Hildegarda de Bingen y Christian Heyne
Distribuidor: Zeitgeist Films
Reparto: Barbara Sukowa, Heino Ferch, entre otros.
Año: 2009

El largometraje narra la historia de santa Hildegarda de Bingen (1098 – 1179) una abadesa benedictina, líder monacal, mística, profetisa, compositora, escritora alemana y proclamada Doctora de Iglesia por el papa Benedicto XVI el 7 de Octubre 2012. Esta hija de nobles es consagrada a Dios por su débil salud, a temprana edad. Por tal motivo, queda al cuidado de la religiosa Jutta en el convento de Disenberg de la diócesis de Speyer. Como se trata de un monasterio mixto, depende directamente del Abad Kuno. Con los años, aprende el lenguaje de las plantas, piedras y animales. Además de las visiones y éxtasis que experimenta desde los 2 años de edad.

La directora del film, Margarethe von Trotta, nos invita a formar parte del relato a través de su lente intimista e inquieta. Somos testigos privilegiados de los pormenores de la vida diaria y extraordinaria de santa Hildegarda desde los planos cortos y asfixiantes con cámara al hombro, hasta los majestuosos planos panorámicos en movimiento. Asimismo, hace uso del abanico de colores, tanto los cálidos como los fríos, para fotografiar el espléndido escenario del medioevo. La música, compuesta por la mismísima santa Hildegarda, se hace presente como elemento envolvente e integrador.

Su protagonista, la actriz alemana Barbara Sukowa, ganadora como mejor actriz en el Festival de Cannes (1986), enaltece la sabiduría y belleza de dicha santa adelantada a su época. Su dupla con el hermano Volman, su director espiritual, es exquisita. Heino Ferch encarna al monje a quien le confía sus visiones para transcribirlas, aunque sin permiso eclesial. En consecuencia, se enfrenta a un tribunal mandado por el obispo de Verdún, monseñor Álbero de Cluny. Y, sin titubear, busca como su defensor ante el papa Eugenio III, a Bernardo de Clairvaux, de la Orden del Cister, de gran influencia religiosa. De esta manera, logra la aprobación de Scivias, su obra más importante entre 1141 y 1152, que comprende 26 visiones, agrupadas en tres partes, de las cuales contiene respectivamente seis, siete y trece visiones.

Igualmente, sabe desafiar las reglas benedictinas al trasladarse al Monasterio de la colina de San Ruperto con el permiso del Conde Bernardo de Hildesheim. Su fama se extiende y le suma entre sus protectores a Federico I Barbarroja y el arzobispo Hartwig de Bremen, hermano de sangre de su hija espiritual la hermana Ricardis.

En el ocaso de su vida emprende nuevos desafíos, escribe sobre los poderes curativos de la naturaleza e inicia un viaje de predicación. Finalmente, el monje Godofredo de Disibodenberg comienza la redacción de su biografía, tras la muerte del hermano Volmar. Poco después, a los 81 años, muere un 17 de Septiembre de 1179.

Me vuelvo a Ti, Padre mío,
no me dejaré influir por mi perversa voluntad propia.
Quiero creer en Ti, Señor mío,
al Uno en Tres personas adoraré y veneraré
y te enviaré mi confianza.
Llevaré tu nombre en el corazón en la Eternidad.

SCIVIAS II 8, 3 -5
  • Trailer de VISIÓN:
  • Si te gustó la película, mirala completa acá 👇👇👇
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s